Menopausia e incontinencia

¡No te avergüences y consulta a tu médico, existen soluciones!

La incontinencia urinaria es muy frecuente entre el sexo femenino, afectando al doble de mujeres que de hombres. Esta alteración afecta hasta a un 40% de las mujeres, presentándose en el 73% de las mujeres menopaúsicas.

señora¿Por qué motivo sufren las mujeres menopaúsicas incontinencia urinaria?

Producción de estrógenos: En la menopausia la mujer deja de producir estrógenos, que entre otras funciones, mantienen la buena salud de los tejidos de las paredes de la vejiga y la uretra. Al disminuir estas hormonas, las paredes de estos órganos se atrofian y los músculos del suelo pélvico, encargados de controlar la vejiga, se debilitan y comienzan los problemas para controlar la orina.

Partos y embarazos: Los embarazos y los  partos vaginales son también importantes en la aparición de incontinencia, principalmente con niños de alto peso, ya que debilitan la musculatura del suelo pélvico. En el caso de los partos vaginales, también se pueden dañar los nervios que controlan la vejiga. Por este motivo y aunque muy poca gente lo lleva a cabo, es muy importante realizar una rehabilitación post parto que permite fortalecer los músculos y facilitar su normalización tras  los desplazamientos internos sufridos durante el embarazo.

Otros factores: Además, existen otros factores relacionados con la aparición de incontinencia como el envejecimiento, obesidad,  estreñimiento, infecciones urinarias, enfermedades cardiovasculares, enfermedades crónicas (diabetes, tos), sedentarismo, dificultades de movimiento, consumo de sustancias como alcohol, cafeína o tabaco y tratamiento con determinados medicamentos. Además, el componente genético determina que la incontinencia aparezca en algunas mujeres y en otras no.

¿Qué tipos de incontinencia urinaria suelen presentar las mujeres menopáusicas?

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo: La presión que se ejerce al toser, estornudar o levantar objetos pesados hace que por la debilidad de los músculos se pierda orina  involuntariamente. Este el problema más común en las mujeres mayores.
  • La incontinencia urinaria de urgencia: Los músculos de la vejiga son muy activos y se contraen involuntariamente en el momento inoportuno (provocando que al paciente no le dé tiempo a llegar al baño), se contraen durante todo el tiempo (aumentando el número de veces que la mujer debe ir al baño durante el día), o se dan ambos casos.¡ATRÉVETE Y CONSULTA a tu farmacéutico! Existen soluciones para tratar la incontinencia en la menopausia Perder orina no es normal aunque muchas mujeres menopaúsicas se resignen a sufrir estos problemas, al atribuirlos a la edad y al nuevo proceso por el que están pasando. Sin embargo, las mujeres no tienen por qué sentirse avergonzadas y deben  atreverse a acudir al médico en busca de ayuda y consejo, ya que sólo un 20-30% de los casos llega a la consulta médica.EL TRATAMIENTO dependerá del tipo de problema de control de la vejiga que se tenga y vendrá determinado por el médico. Existen diferentes tratamientos disponibles para la mujer menopaúsica con incontinencia, los cuales resumimos a continuación:
  • Además, cabe destacar que en la mayoría de los casos los medicamentos y el ejercicio pueden devolver el control sobre la vejiga y la calidad de vida pérdida, evitando el posible aislamiento y depresión que puede aparecer en estas pacientes.
  • Hoy en día la esperanza de vida de la mujer se encuentra entre los 82 y los 84 años, y es fundamental asegurar una buena calidad de vida durante todos esos años, evitando siempre que sea posible las situaciones que atenten contra este principio, como es el caso de la incontinencia urinaria.
  • Estos dos tipos de incontinencia pueden aparecer juntos o de forma individual y hacen que la persona que los padece, vea disminuida notablemente su calidad de vida.
  • Tratamientos conductales:
    • Ejercicios de Kegel: Se deben ejercitar regularmente los músculos del suelo pélvico con el fin de aumentar el tono muscular de la zona y reducir o eliminar las pérdidas de orina causadas por esfuerzo.
    • Readaptación de la vejiga: Ir al baño a horas fijas aunque aún no se tengan ganas
  • Medicamentos para el control de la vejiga.
  • Tratamiento de restitución hormonal: Tratamiento controvertido. Contraindicado en casos de cáncer de mama, útero o si existen antecedentes familiares.
  • Uso de dispositivos:
    • Anillo rígido: Se inserta en la vagina, actúan cambiando la posición de la uretra y  ayudando a reducir la pérdida de la tensión.
    • Pesarios: Se insertan en la vagina y se sostienen contrayendo los músculos.
    • Dispositivos que se introducen directamente en la uretra para controlar el goteo.
  • Medidas paliativas: Absorbentes: Uso de compresas para pérdidas leves de orina y de pañales de incontinencia para casos más graves. Mejoran la calidad de vida del paciente al mantener la piel seca y sin humedad.
  • Estimulación nerviosa de los músculos que controlan la vejiga.
  • Cirugías varias y cateterismo.
  • ¿Y qué se puede hacer para evitar las pérdidas de orina?
  • Perder peso. El sobrepeso pone más presión sobre la vejiga y los músculos cercanos.
  • Cambiar la dieta.  Evitar el consumo de bebidas con gas, bebidas alcohólicas, café y té.
  • Beber menos líquidos comer suficiente fibra para evitar el estreñimiento.
  • Evitar el tabaco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s