Humidificadores y COVID-19: ¡Ventajas para tu bebé!

Desde geles hidroalcohólicos a desinfectantes de superficies, la pandemia de COVID-19 ha puesto en valor multitud de productos para la casa y accesorios que ya existían, pero a cuya eficacia quizás antes no dábamos tanta importancia. Un claro ejemplo de ello son los humidificadores para bebés, que, según algunos estudios, podrían servir incluso para limitar el riesgo de contagiarse por el nuevo coronavirus.

Esto se debe a los famosos “aerosoles”, de los que tanto hemos escuchado hablar últimamente: partículas del virus que se concentran suspendidas en el aire, particularmente en espacios cerrados, sin ventanas o con poca ventilación. Ahora bien, ¿qué ventajas tienen los humidificadores para bebés, más allá de la prevención de la COVID-19? ¿Cómo escoger un buen humidificador para el hogar? Sobre todo esto vamos a hablarte en este post.

¿Qué son los humidificadores para bebés?

Los humidificadores para bebés son recipientes que contienen agua que, poco a poco, van evaporando a través de un mecanismo sencillo que permite mejorar la cantidad de humedad de la estancia. De esta forma:

  • El aire que se respira en la habitación es menos seco y, por lo tanto, irrita menos las vías respiratorias del recién nacido.
  • Los microorganismos presentes en el aire (virus, bacterias, gérmenes…) tienen más complicado reproducirse, por lo que disminuye el riesgo de infecciones.

Los humidificadores para bebés son muy útiles tanto en invierno (para contrarrestar la sequedad que genera la calefacción) como en verano (frente a las altas temperaturas).

¿Por qué debo colocar un humidificador donde duerme mi hijo?

Como decíamos, colocar un humidificador para bebés ayuda a que los pequeños respiren un aire menos agresivo para sus vías respiratorias y de mejor calidad (menos contaminado por virus, bacterias…).

Además, los niveles de humedad relativa que consiguen los humidificadores (del 40 % al 60 %) alivian la congestión nasal en caso de resfriados leves o acumulación de mocos.

En algunos casos, el sonido que generan los humidificadores para bebés al estar en funcionamiento puede servir como ruido blanco, ayudándole a quedarse dormido.

Eso sí, ¡un par de cuestiones importantes!

Para que los humidificadores para bebés continúen siendo eficaces, deben limpiarse y secarse bien a diario. Es la única forma de evitar que se contaminen de bacterias o moho. 

Además, estos dispositivos no son válidos para todos los niños. De hecho, los humidificadores para bebés están contraindicados ante casos de asma infantil o de rinitis alérgica, porque pueden desencadenar episodios o síntomas de estas enfermedades.

¿Cuáles son los mejores humidificadores para bebés?

Ya te hemos explicado las muchas ventajas que tienen los humidificadores para bebés, así que, si tu hijo no padece rinitis, asma ni otras enfermedades respiratorias (en ese caso, nuestra recomendación es consultar siempre antes con el pediatra), seguramente estás pensando en hacerte con uno. Pero… ¿cuál? Bien, escoger un humidificador para bebés es mucho más sencillo de lo que crees.

Lo primero que debes saber es que, como con casi todo en la vida, existen diferentes tipos de humidificadores. Los más comunes son los de vapor frío y los de vapor caliente.

¿Nuestra recomendación? Los de vapor frío, pues trabajan con agua caliente, lo que disminuye el riesgo de quemaduras y accidentes.

Además, suelen consumir menos electricidad porque no la necesitan para calentar el agua hasta hervir y después evaporarla, sino que lo hacen directamente.

¿Otros aspectos a tener en cuenta? Cuestiones sencillas, como el espacio que tienes para colocarlo, la sencillez a la hora de limpiarlo o la cantidad de agua que puede almacenar (si el depósito es muy pequeño, te tocará rellenarlo cada poco tiempo).

Para ponértelo aún más fácil, te proponemos un par de modelos de humidificadores que funcionan con vapor frío:

  • Humidificador Chicco Humi Cube: evapora el agua a temperatura ambiente, a partir de vibraciones ultrasonido, sin necesidad de calentarla, por lo que, con él, no existe riesgo de quemaduras.
CHICCO HUMIDIFICADOR HUMI CUBE
  • Humidificador de vapor frío de Acofarbaby: permite regular la intensidad del vapor, así como dirigir su salida. Cuando detecta que se ha terminado el agua, se detiene automáticamente. ¿Una peculiaridad que le encantará a tu hijo? Al encenderlo, emite una suave luz azulada, que le relajará y le ayudará a conciliar el sueño.
ACOFARBABY HUMIDIFICADOR VAPOR FRIO

Deja un comentario