Consejos saludables para tus viajes de Semana Santa

Quienes más o quienes menos, todos nos hacemos ilusiones con los planes o viajes de Semana Santa. Desde disfrutar de la tradición hasta tomar los primeros baños del año, lo cierto es que nos sobran ideas para pasar estos días festivos. Por eso, si estás leyendo esto, continúa haciéndolo, porque hemos preparado algunos consejos saludables para que nada te impida retomar la rutina con las pilas cargadas.

Tienen que ver, sobre todo, con preparar la piel para el verano. Y, en este sentido, las dos claves principales de las que queremos hablarte son la fotoprotección y la hidratación.

Protección solar para tus viajes de Semana Santa

Tanto si te quedas en tu tierra como si eres de los que se suman a los viajes de Semana Santa, el protector solar es lo primero que debes incluir en el bolso o en la maleta. Y, por supuesto, antes de guardarlo, ¡has de aplicarlo sobre tu cuerpo! (Especialmente, sobre el rostro, cuello y escote, para prevenir quemaduras y el fotoenvejecimiento).

Puedes escoger un protector solar como Heliocare 360 pigment solution fluid, cuya textura fluida se extenderá muy bien sobre todo tu cuerpo y se absorberá rápidamente. Por lo tanto, no te llevará casi nada de tiempo aplicarlo.

No debes perder de vista que, en primavera, el índice UV del sol es mucho más alto que durante el resto del año. Por eso, aunque puede que no haga tanto calor como en verano, eso no significa que debas bajar la guardia con la fotoprotección. ¡Al contrario!

Evita caer en el error de echarte crema solar solo cuando vayas a pasar el día al aire libre. Debes utilizar filtro solar todos los días, incluso para ir al trabajo (en caso de que no seas uno de esos afortunados que pueden hacer viajes de Semana Santa).

Ten en cuenta también que vienes de llevar ropa de invierno y que tu piel estará, por tanto, más sensible frente a las radiaciones. Cuando vuelvas de pasar el día bajo el sol, recuerda hidratar tu dermis. Puedes recurrir para ello a un aftersun o a una loción como Cerave crema hidratante piel seca.

¿Por qué proteger la piel del sol en Semana Santa?

Como decíamos, en esta época del año la intensidad de los rayos UV es mayor, lo que significa que la capacidad del sol para producir daño en nuestra piel aumenta.

Para proteger la piel del sol adecuadamente, conviene que tengas en cuenta algunos consejos:

  • Utiliza un protector solar adecuado para tu fototipo o tono de piel. Es decir, si tienes la dermis más clara, necesitarás un factor de protección SPF más alto. Otro ejemplo: en caso de que sufras alergia al sol, deberás recurrir a lociones específicas como Ladival protección solar

También es importante que tengas en cuenta la textura del protector (crema, gel, bruma, spray…). Dependiendo de si tienes la piel seca, mixta o grasa, podrá ser más adecuado optar por unas presentaciones u otras.

  • Sé generos@ con la cantidad de crema que aplicas: asegúrate de que cubres toda la superficie de la piel de manera uniforme.
  • No esperes a salir de casa para echar el protector: es preferible que lo extiendas al menos 30 minutos antes de comenzar la exposición solar.
  • Lleva contigo un filtro solar de tamaño reducido, como el protector Avène solar, para poder renovar la aplicación cada 2-3 horas. El sudor, el agua, el roce de la ropa, la propia absorción de la piel… pueden retirar tras un tiempo la capa de crema aplicada previamente.
  • Recuerda proteger también las partes de tu cuerpo más sensibles: las orejas, la nuca, la calva, los empeines de los pies o la parte trasera de las rodillas.
  • ¡Y no te olvides de tus ojos y labios! Usa unas gafas de sol homologadas y mantén tus labios protegidos con labiales con SPF, e hidratados tras la exposición solar con vaselinas como lippen reparador labial.

Viajes de Semana Santa con fotoprotección oral

¿Sabes qué es la fotoprotección oral? Consiste en protegerse de las radiaciones mediante la ingesta de complementos alimenticios en forma de sticks, cápsulas o pastillas para el sol.

Esta novedosa forma de protección solar es, sin duda, una apuesta muy interesante para esta época del año.

No sustituye a la fotoprotección tópica (la que te extiendes sobre la piel), pero la complementa, ofreciendo una mayor barrera frente a los daños que puede provocar el sol, así como retrasando el envejecimiento de la piel.

Si quieres saber más, puedes consultar aquí las ventajas de la fotoprotección oral. Con la piel protegida por dentro y por fuera, solo tendrás que centrarte en dejar todo a punto para disfrutar al máximo de tus planes o viajes de Semana Santa.

Deja un comentario